Ofrenda social

N. Lygeros

Traducción al español de Eduardo Lucena González y Olga Raptopoulou




Sobre una silla de hierro
la sociedad había crucificado a un niño.
Sus cuatro extremidades,
inmóviles, muertas
como los clavos del dolor
lo mantenían inválido.
Sólo su corazón no estaba herido
por su necesidad de vida.
Y cuando la sociedad lo vio,
clavó en él la mirada de la limosna.







free counters


Opus